Oscar ha vuelto!


La noticia de la identificación de Oscar fue muy fuerte para nosotros, es una mezcla de alegría, tristeza, angustia, y otros sentimientos que provocan una situación como ésta, pero sobre todo lo sentimos como una victoria de los que luchamos contra la impunidad, el silencio, la mentira, la ignorancia, la indiferencia, los prejuicios, el individualismo y la complicidad de tantos que apoyaron, encubrieron y justificaron tantos crímenes atroces.
Es una nueva etapa en la que debemos reconstruir lo sucedido, armar el rompecabezas de esta historia, transitar nuevas búsquedas de verdad y justicia. Oscar ha dejado su huella por donde nosotros caminamos. No claudicamos en los ideales de libertad, igualdad, solidaridad, soberanía y justicia social que él tenía y que sobreviven en nosotros.
Durante mucho tiempo convivimos con la teoría de los dos demonios que fuera ejercida fuertemente por los medios de comunicación, los empleados de las corporaciones mediáticas, económicas y políticas beneficiadas por la dictadura que buscaban la destrucción de la Argentina, y que luego con la instalación del neoliberalismo se busco profundizar el modelo de patria dependiente, que tanto daño le hizo al país. Estos sectores políticos, económicos y mediáticos apuntalaron la impunidad del brazo ejecutor de la dictadura, garantizando también su propia impunidad, apañados por la cúpula de la iglesia que bendijo a los asesinos y también por la Justicia que fue funcional, por acción u omisión, al terrorismo de Estado.
A partir de 2003, con la presidencia de Kirchner, y un cambio sustancial en política de DDHH, tan postergada por los gobiernos anteriores, hemos podido llegar a los juicios que hoy en día se llevan a cabo en todo el país que hacen posible recuperar la dignidad y construir un relato coherente de lo sucedido durante la dictadura. Es necesario que los asesinos también estén presos durante el transcurso de los juicios y cumplan sus condenas en cárceles comunes y sin privilegios.
La permanencia de muchos jueces que actuaron durante la dictadura y siguen enquistados en sus mostradores impartiendo injusticia, hace que los juicios se dilaten, favoreciendo a los reos y a sus defensas, poniendo trabas permanentes, dándoles privilegios en la detención y en el proceso penal a estos genocidas que no dieron a sus víctimas ninguna posibilidad de defensa.
Lo más increíble es que estos asesinos, después de tantos años, siguen manteniendo los pactos de silencio sobre el paradero de tantos desaparecidos e hijos apropiados, orgullosos de su ideología y de sus atroces crímenes, no tienen ni una pizca de dignidad para hacerse cargo de lo que hicieron, por eso exigimos a estas bestias que nos digan de una vez por todas, dónde están los compañeros.
Es insoslayable recordar el dolor de personas que lucharon por encontrar a Oscar, principalmente a su padre, mi abuelo, Alfredo Bouvier, quien participó activamente en organismos de DDHH buscando a su hijo con todas sus fuerzas, renunciando a la UCR en Diciembre de 1986 - partido al que estuvo afiliado durante 55 años, habiendo ocupado la secretaría del partido ad-hoc, y nunca un cargo remunerado- debido al proyecto de Obediencia Debida y Punto final y al igual que mi abuela María Aurelia Inés Delgado, no pudo vivir para este reencuentro.
Queremos también agradecer especialmente al Equipo Argentino de Antropología Forense, por su gran trabajo en la búsqueda y la identificación de tantos compañeros, que recobran su identidad después de muchos años. La recuperación de sus restos, para que finalmente podamos despedirlos y revalorizar el perfil de luchador del campo popular que fiel a sus convicciones, ofrendó la vida por la causa de la liberación del pueblo. Agradecer desde el sentimiento y el compromiso a las Madres de la Plaza, a mis compañeros de H.I.J.O.S con los que compartimos años de lucha, y en general a todos aquellos que adhieren a esta causa.
El encuentro con la identidad de Oscar Alfredo Bouvier el 5 de Noviembre de 2010, fecha en la que cumpliría 55 años, después de 34 años de permanecer enterrado inmerecidamente como NN, en el Cementerio Municipal de Santa Fe tiene un gran valor. Las palabras del dictador Videla sobre la falta de entidad del “desaparecido” “no está muerto ni vivo, está desaparecido”, se derrumban con la aparición de cada uno de los restos de nuestros seres queridos que son encontrados y con ellos su identidad. Apareció Oscar y creo que es un momento histórico clave para que aparezca, hemos conseguido borrar las palabras del dictador, del genocida, del asesino, Oscar ha Vuelto!!

*Agradecemos el espacio que nos brindó generosamente la U.N.R.

Texto leído este jueves por Pedro Bouvier en conferencia de prensa realizada por la identificación de su padre asesinado por la dictadura Oscar Alfredo Bouvier, desaparecido durante 34 años.

Etiquetas:

Lee el Articulo Completo

Familiares de Oscar Bouvier brindarán una conferencia de prensa


Familiares y amigos de Oscar Alfredo Bouvier, militante de la Juventud Peronista desaparecido durante la última dictadura, cuyos restos fueron encontrados semanas atrás, realizarán una conferencia de prensa este jueves a las 11 en el salón Sur de la sede de gobierno de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), ubicada en Maipu 1065.

En la conferencia los familiares y amigos de Oscar, brindarán detalles a cerca de la investigación que permitió ubicar los restos del militante desaparecido en un cementerio de Santa Fe. Oscar Alfredo Bouvier, -un joven militante Montonero, desaparecido a los 21 años por la dictadura cívico militar-, fue identificado a fines de noviembre por el Equipo de Argentino Antropología Forense (EAAF) como el tercer cuerpo de los que se habían encontrado en Barrancas, junto a los de Roberto De Vicenzo y Rubén Forteaga -también identificados este año-. Bouvier había sido trasladado al cementerio de Santa Fe donde permaneció como NN 34 años.

"La noticia es muy fuerte, pero muy necesaria, es una victoria para los que luchamos por la verdad histórica, y buscamos justicia desde hace muchos años", expresó la semana en que se enteró del hallazgo, Pedro Bouvier, hijo del militante desaparecido, e integrante de la agrupación HIJOS Rosario.

El 27 de setiembre de 1976 cinco militantes del peronismo revolucionario fueron secuestrados por los grupos de tareas que conducía el Comandante de Gendarmería Agustín Feced.

Esa mañana, son secuestrados la esposa de De Vicenzo, Miriam Susana Moro y un compañero de militancia de ésta, Antonio Angel López. Por la tarde habrían sido secuestrados también De Vicenzo, Forteaga y Oscar Alfredo Bouvier, se cree que en cercanías al frigorífico Swift.

Poco tiempo después, tres cuerpos fueron encontrados en Barrancas por vecinos de la localidad, con signos de haber sido acribillados. A treinta años de aquel hallazgo, los trabajos de identificación del EAAF permitieron a principios de este año detectar que los dos cuerpos que permanecían como NN en el cementerio de Barrancas pertenecían a De Vicenzo y Forteaga.

La familia Bouvier oficializó que el tercer cuerpo fue también identificado por el EAAF y pertenece a Oscar Alfredo Bouvier, quien si bien también había aparecido acribillado en Barrancas en setiembre de 1976, había sido enterrado un mes después en el cementerio de Santa Fe. Tenía 21 años.

Oscar Alfredo Bouvier nació el 5 de noviembre de 1955. Oscar hizo la secundaria el el Colegio Dante Alighieri de Rosario, militó primero en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES), en la Juventud Peronista y luego en Montoneros. De muy joven -también un 5 de noviembre, pero de 1975- se casó con María Gabriela Prieto, con quien tuvo a su único hijo, Pedro.

Etiquetas:

Lee el Articulo Completo

"Los gobiernos sólo realizan lo que los pueblos piden con autoridad y firmeza" Scalabrini Ortiz