Justicia por Silvia Suppo

Familiares y amigos de la testigo de la causa Brusa, Silvia Suppo, asesinada hace dos años en Rafaela, realizarán una marcha por el centro rafaelino para reclamar una “investigación profunda” sobre el caso. La movilización cerrará las actividades organizadas con motivo del segundo aniversario del crimen ‒ocurrido el 29 de marzo de 2010‒ y del Día de la Memoria.

Los organizadores de la marcha de este jueves, agrupados en el espacio Verdad y Justicia de Rafaela, difundieron un comunicado en el que ratificaron el pedido de “Justicia” y reafirmaron la convicción de que el de Silvia Suppo “fue un crimen político”. “El asesinato de Silvia nos habla de un nefasto pasado abierto al presente y nos muestra la siniestra trama de continuidades históricas donde el aparato represivo sigue actuando impunemente”, expresaron.

“Estamos convencidos de que este crimen tiene su antecedente directo en la desaparición de Jorge Julio López y que ambas causas naufraguen entre la ambigüedad de la justicia y las intrigas políticas no nos parece un mero detalle, nos muestra una parte de la realidad”, agregaron.

Cabe recordar que tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia, hace exactamente un año atrás, la causa pasó a manos de la Justicia Federal y a fines de 2011 el Juez Reinaldo Rodríguez dictó el sobreseimiento de los dos detenidos que habían sido acusados de tramar el crimen (a partir de la denuncia de un testigo de identidad reservada), dejando abierta la posibilidad que se investigue como un homicidio en ocasión de robo.

El fallo de Rodríguez fue apelado ante la Cámara Federal de Rosario, por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, querellante en la causa, por considerar que la medida judicial “carece de la debida fundamentación, estando pendientes de realización diversas medidas probatorias necesarias a los efectos del esclarecimiento de los hechos”, según explicó este jueves la hija de Silvia, Marina Destéfani, en dialogo con el programa Trascendental, de la radio rosarina LT8, que conduce el periodista José Maggi.

La apelación es contra la resolución por la que se sobreseyó a Emiliano Martín Rodríguez y Miguel Angel Mendoza. Según el testigo de identidad reservada, el primero fue el que supuestamente contrató o realizó gestiones necesarias para encargar la muerte de Suppo, mientras que Rodríguez habría actuado de “campana” en el crimen.

Cabe recordar que en la causa están imputados Rodrigo Sosa y Rodolfo Cóceres, dos jóvenes que trabajaban como lavacoches en las cercanías del local comercial perteneciente a la familia Suppo, quienes confesaron la autoría del crimen.

Tras conocerse la resolución del juez Rodrígues, Andrés Destéfanis, uno de los hijos de Silvia Suppo, no se mostró sorprendido ante el fallo, ya que consideró que nunca hubo una investigación profunda del hecho. “Los dos lavacoches dijeron que tomaron un remís para dejar el comercio de mi madre, y nunca pudieron encontrarlo a pesar de que en Rafaela hay sólo cinco remiserías. Cóceres y Sosa se autoinculparon. Pero esto no tiene correlato con la reconstrucción del hecho: los cuchillos con los que dijeron que le dieron nueve puñaladas a mi madre no tienen sangre ni sus huellas digitales. Tampoco encontraron una huella de ellos en el local, ni siquiera una de mi madre, de igual modo no hubo un solo testigo que los viera entrar o salir a los supuestos homicidas. Es más, hay gente que estuvo en el lugar a esa hora y nunca fue citada a declarar. Todo esto hace que no nos cierre la hipótesis del robo”, ejemplificó.

La familia de Suppo exigió entonces “pruebas contundentes y concretas que hoy no tenemos”. De igual modo, Andrés remarcó que “seguir sosteniendo que fue un robo seguido de muerte tiene implicancias políticas -por la calidad de testigo que exhibía su madre- por lo cual la justicia tiene que ser rigurosa, queremos una investigación profunda, queremos que accedan a investigar con grupo técnico científico de Buenos Aires”.
Fuente: Redacción Rosario

Lee el Articulo Completo

Perpetua para Díaz Bessone

El Tribunal Oral Federal Nº 2 (TOF2) de Rosario condenó a prisión perpetua al ex comandante del Segundo Cuerpo del Ejército durante la última dictadura, Ramón Genaro Díaz Bessone, por los delitos de homicidio calificado por alevosía, privación ilegítima de la libertad y tormentos aplicados contra presos políticos. Además, el tribunal condenó a prisión perpetua al ex oficial de la policía local José Rubén Lo Fiego, mientras que estableció penas de 25, 12 y 10 años de cárcel común para otros tres policías acusados de delitos de lesa humanidad y dictó la absolución del ex militante Ricardo Miguel Chomicky.


El TOF 2, integrado por Otmar Paulucci, Beatriz Cavallero y Jorge Venegas Echagüe, resolvió este mediodía que las penas sean cumplidas con detención efectiva y en "cárceles comunes del Servicio Penitenciario".

En el caso de Díaz Bessone, que fue hallado autor de 13 homicidios y decenas de privaciones ilegales de la libertad, aplicación de tormentos y asociación ilícita, el TOF 2 resolvió que la prisión se hará efectiva "previo análisis de salud" del militar retirado, el único que no estuvo en la sala de audiencias.

"Para nosotras, para 36 años de lucha, 30.000 desaparecidos, miles de asesinatos y torturados, me parece que merecían otra cosa", dijo tras la lectura de la sentencia Elsa `Chiche` Massa, integrante de Madres de la Plaza 25 de Mayo de Rosario.

"Yo de leyes no entiendo mucho, yo sé que mi hijo falta desde hace 36 años y que lo estoy buscando más de lo que estuvo conmigo", agregó.

Si bien las penas solicitadas para algunos de los imputados eran mayores, tanto los querellantes como los testigos y sobrevivientes coincidieron en celebrar que "hubo condenas" y que "se realizaron en democracia".

Al igual que Díaz Bessone, el ex oficial de la policía rosarina y uno de los máximos responsables del centro clandestino de detenciones que funcionó en el Servicio de Informaciones local, José Rubén `El Ciego` Lo Fiego, fue condenado a prisión perpetua por dos homicidios, privaciones ilegales de la libertad, tormentos y asociación ilícita.

En tanto, el ex policía Mario Alfredo `El Cura` Marcote recibió una condena de 25 años de prisión, mientras que sus ex colegas Ramón Rito Vergara y José Carlos Scortechini fueron sentenciados a 12 y 10 años de prisión respectivamente.

Estos últimos tres imputados no estaban acusados por homicidios, sino por privación ilegal de la libertad, aplicación de tormentos y asociación ilícita en detrimento de las más de 90 víctimas cuyos padecimientos se ventilaron en el juicio oral iniciado en julio de 2010.

Finalmente, el civil Ricardo Chomicky, un militante de la Juventud Peronista que fue secuestrado y torturado en el Servicio de Informaciones y según dos decenas de testimonios fue "colaboracionista" en el SI, fue absuelto por el tribunal.

La fiscalía había solicitado la absolución de Chomicky y dos de las querellas -la de la Agrupación HIJOS y la de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación- no habían presentado cargos contra el acusado de complicidad con la represión ilegal.

Más de 4.000 rosarinos se concentraron este mediodía en la puerta de los tribunales federales locales para esperar la sentencia.

"Estamos conformes en términos generales, porque esto es una sentencia y eso es muy importante como sociedad", dijo Ana Oberlin, abogada de la Secretaría de Derechos Humamos y querellante en el juicio.

"Que haya sentencia fortalece la democracia, de todas maneras nos queda un sabor amargo, porque si bien una de las figuras más relevantes de este juicio fue Díaz Bessone y fue condenado a cadena perpetua, nos parecen muy escasas las penas de 10 y 12 años que les dieron a Scortechini y Vergara", abundó.

La testigo y sobreviviente del SI, Marta Bertolino, dijo que "los delitos están probados, nos vamos con alegría por algunas condenas y con el compromiso de seguir trabajando por las que no nos conforman".

"La sentencia no nos gusta del todo, porque el genocidio ha sido tan terrible, tan dramático y difícil de sobrellevar que toda condena se queda corta", agregó.

Stella Hernández, dirigente del gremio de Prensa local y sobreviviente del SI, sostuvo: "No nos tiene que empañar esta fiesta el hecho de que las condenas no fueron todo lo que tenían que ser. Festejamos porque hubo condenas. En tres décadas no nos pudieron vencer, no nos pudieron hacer callar".

La abogada de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), Gabriela Durrutti, sostuvo tras la lectura de la sentencia que "hay mucho para celebrar, hay dos perpetuas, hay 25 años, hay dos condenas que vamos a tener que discutir pero para eso estamos acá".

Además, puntualizó que "es la primera condena del más grande centro clandestino de detenciones de Rosario y tenemos que estar celebrando".

Su colega, la abogada Jessica Pellegrini, llamó "a celebrar, que es un día de fiesta, y mañana mientras haya genocidas nosotros vamos a seguir acá".

Por su parte, el titular del bloque oficialista de la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, quien estuvo presente en tribunales, dijo que "estamos en presencia de un día histórico en Rosario" porque "hoy tenemos una sensación mayor de justicia, es un día que hemos esperado muchos".

El diputado se manifestó "conforme sobre las dos primeras sentencias" y dijo que tiene una "mirada distinta" sobre las restantes.

El referente santafesino del Movimiento Evita y diputado provincial, Gerardo Rico, compartió el diagnóstico de Rossi y agregó que los represores "tuvieron la oportunidad de ser juzgados en la democracia y nuestros compañeros no tuvieron ninguna oportunidad, y fueron asesinados y torturados salvajemente".

Etiquetas:

Lee el Articulo Completo

Sentencia en la causa Díaz Bessone


Este lunes a las 10.30, frente a los tribunales federales (Oroño 940), testigos querellantes, organizaciones de derechos humanos, sociales y gremiales, ocuparan el bulevar para escuchar la sentencia del juicio Díaz Bessone y exigir "cárcel a todo los genocidas". La lectura del veredicto fue pautada por los jueces para las 12.

Agrupados en el espacio juicio y castigo Rosario y tras la multitudinaria movilización realizada el pasado sábado en ocasión del repudio al último golpe cívico militar, los organismos convocaron "a todos los rosarino a ser parte de una jornada histórica" en la que se leerá el veredicto a los represores del Servicio de Informaciones de la policía de Rosario durante la dictadura.

Entre los principales imputados del proceso, se encuentra el propio Ramón Díaz Bessone, ex jefe del Segundo Cuerpo de Ejército e "ideólogo del sistema de desaparición forzada en personas aplicado durante el terrorismo de Estado, importado de la represión francesa en Argelia", recordaron los organismos.

Desde las 10.30 los organizadores instalarán un muñeco con forma de dinosaurio con la cara de Díaz Bessone, construido por la agrupación HIJOS, y seguirán la audiencia a través de un equipo de sonido montado sobre el bulevar.

Lee el Articulo Completo

Presentes, ahora y siempre

Aniversario del golpe cívico militar de 1976

Foto: Javier García Alfaro

Más de 25 mil rosarinos se movilizaron al Monumento Nacional a la Bandera en del Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, que además de repudiar el golpe de Estado fue aprovechado para invitar este lunes a la ciudadanía a participar de la sentencia del juicio oral de la causa Díaz Bessone.

La inmensa columna compuesta por organizaciones políticas, estudiantiles, sindicales y culturales estuvo encabezada por la Madres de la Plaza 25 de Mayo de esta ciudad, y seguida por los integrantes de organismos defensores de los derechos humanos como HIJOS, Familiares, APDH y otros.

La marcha partió unos minutos después de las 18.00 de la plaza San Martín de Rosario, para pasar por la puerta de los tribunales federales situados en bulevar Oroño al 900, donde los manifestantes pidieron a través de consignas “cadena perpetua para los genocidas”.

Luego, la manifestación continuó hasta el Monumento a la Bandera, donde se inició el acto un rato antes de las 20.00 con un homenaje a las Madres de la Plaza 25 de Mayo.

“Son tantas las enseñanzas que nos han dejado que no hay manera de sintetizarlo en un texto”, leyó una militante de HIJOS.

“Muchas gracias queridas viejas por enseñarnos que la única lucha que se pierde es la que se abandona”, siguió, para remarcar que “ese dolor individual” de las madres que perdieron a sus hijos en las mazmorras de la dictadura “se sublimó en lucha colectiva”.

Durante los discursos hubo un “reconocimiento al gobierno nacional” por su acción a favor de la derogación de las leyes de impunidad y un reclamo “por la aparición de Jorge Julio López y el esclarecimiento del crimen de Silvia Suppo”.

Se trata de una sobreviviente de la dictadura que fue testigo en el juicio por delitos de lesa humanidad de la causa Brusa, en la ciudad de Santa Fe, que fue asesinada en 2010 en su comercio de la localidad santafesina de Rafaela, en un hecho que aún no se esclareció.

Luego se leyó un documento consensuado entre los organismos de derechos humanos locales, que fue leído de a tramos por distintos sobrevivientes de los centros clandestinos de detención que funcionaron en esta ciudad durante la última dictadura.

El documento reivindicó “la memoria de los nuestros 30 mil compañeros desaparecidos, una generación heroica que dio la vida por una patria más justa y solidaria”.

La madre de uno de los chicos asesinados en el triple crimen de Villa Moreno, ocurrido en la madrugada del 1º de enero pasado en la zona sur de Rosario, también leyó un tramo del documento en el que pidió justicia por las víctimas.

Por último, también leyó un segmento del documento un ex combatiente de las Islas Malvinas, quien repudió “la militarización del gobierno pirata” en el archipiélago del Atlántico Sur.

“A casi 30 años de la guerra de Malvinas –dijo– debemos señalar como otro de los crímenes el desastre que la dictadura hizo en nuestras islas”.

Acusó de “traición a los genocidas” y añadió que “los sobrevivientes impulsamos juicios por los vejámenes sufridos por los dictadores”.

“La causa Malvinas no es propiedad de nadie, ni de un gobierno, ni de partidos políticos ni incluso de los sobrevivientes, porque todos somos Malvinas”, concluyó.

Fuente: Redacción Rosario

Lee el Articulo Completo

Homenaje a las Madres de la Plaza 25 de mayo para el acto del 24 en el Monumento

Queridas Madres de la Plaza 25 de Mayo de Rosario, los organismos de derechos humanos, queremos hoy iniciar este acto rindiéndoles un merecido homenaje junto al pueblo de Rosario, que año a año se suma en mayor número a esta lucha que las tiene a ustedes como una de sus iniciadoras. Son tantas las enseñanzas que nos han dejado en este largo camino del Juicio y Castigo a los genocidas, que no hay manera de sintetizarlas en un simple texto de agradecimiento.
Porque lo que queremos hacer con estas pocas líneas, es decirles gracias, muchas gracias queridas viejas; por enseñarnos que la única lucha que se pierde es la que se abandona; por mostrarnos que el objetivo es no detener la marcha y caminar con otros, más allá de sus identidades políticas, siempre y cuando levanten la bandera de los desaparecidos; por darnos el ejemplo de que la justicia es una construcción social. Y por seguir eternamente con la ronda, hasta poner las cosas en su lugar, hasta la victoria, hasta llevar a los genocidas a donde les corresponde: que es la cárcel.
No sólo los organismos les agradecemos, porque en la historia de nuestro pueblo ya son de todos las herramientas de lucha que ustedes nos ofrecen. Nuestro pueblo ya no puede olvidar, nuestro pueblo ya perdió el miedo, nuestro pueblo ya no se queda quieto, ni en silencio. Ese es un poder inmenso que ustedes aportan desde hace años, tan inmenso como el dolor de una madre que no se frena ante ningún obstáculo tras las búsqueda desesperada de sus hijos. Así de inmenso e incontenible. Y tan poderoso desde que ese dolor individual se sublimó políticamente en lucha colectiva y se sintetizó en sus pañuelos blancos.
Estamos acá, en este Monumento, y en esta hora de juicios y sentencias a los genocidas, en gran medida por esa lucha iniciada por ustedes, y de la que también fueron parte los primeros organismos de derechos humanos como Familiares, APDH, el MEDH, la Liga.
No hay mejor homenaje para las Madres, y más para estas que fueron paridas por su propios hijos, que reivindicar a los desaparecidos y a sus compañeros sobrevivientes, que hoy son quienes sostienen con sus cuerpos los juicios a los genocidas en este proceso de condenas.
Hoy volvemos a encontrarnos miles de personas, transitando el camino de la memoria, en la búsqueda de la verdad y luchando por la justicia. Esta memoria que nos hace tener presentes a todos nuestros compañeros, a esa generación de valientes que luchando por sus convicciones dieron hasta la vida; esa generación que reivindicamos plenamente de la que nos sentimos orgullosos y representados; la que forma parte de la historia argentina y del mundo como un ejemplo para todos los jóvenes y para el futuro.
Esa generación que lucho por un proyecto de país libre y soberano en una Argentina asolada por más de 50 años golpes de Estado, maquinados y llevados adelante por intereses foráneos, pero ejecutados por los cipayos y traidores de turno, los que siguen presionando hoy a la democracia con una vocación destituyente; son los mismos que se sienten representados con la prensa del grupo Clarín, en manos de este personaje siniestro llamado Magnetto, responsable de la compra espuria de papel prensa. Esa misma prensa que osó ponerle el mote de locas a ustedes, mientras convalidaba los crímenes del terrorismo de Estado en favor de los monopolios económicos y la oligarquía terrateniente, representada por la sociedad rural, con la participación de la iglesia católica Argentina, que aun hoy no quiere entregar los archivos secretos de la represión, que fueron dados en custodia por los generales de la dictadura.
Queremos rendirles un profundo homenaje a nuestras queridas compañeras que fueron secuestradas estando embarazadas, esas jóvenes Madres a quienes también les arrebataron el más preciado tesoro, que son los hijos, como botín de guerra, conjuntamente con jueces participes de la barbarie, para cambiarles su identidad.
También queremos homenajear al compañero Julio López, seguimos esperando que desde el gobierno nacional se den respuestas sólidas y concretas por su desaparición en plena democracia. Como también saber seriamente de la causa del asesinato de nuestra compañera Silvia Suppo, que pone de relieve como siguen subsistiendo de forma activa grupos vinculados a lo más oscuro de nuestra historia. Y revisar las profundas falencias existentes en las políticas públicas desarrolladas para custodiar y salvaguardar a los testigos y querellantes en los juicios a los represores.
Esto da cuenta de la distancia que aun mantiene el gobierno provincial con relación a las políticas de derechos humanos implementadas a nivel nacional, tantas veces exigidas por los organismos de derechos humanos. Uno de los mejores homenajes para nuestras Madres, sus hijos y los organismos fue la implementación de políticas de derechos humanos asumidas desde el mismo Estado, expresadas en la anulación de las nefastas leyes de impunidad que favorecieron nuestra histórica lucha.
Queremos hacer nuestras las palabras de tantos sobrevivientes que declararon en el juicio Díaz Bessone, cuando señalaron: No somos víctimas, somos sobrevivientes y hermanos en la lucha revolucionaria, que llevaron adelante nuestros 30.000 compañeros, que vivieron y murieron para que la patria viva.
Falta mucho por hacer, indudablemente grandes bolsones de impunidad quedan en el camino. Lo destacable es que los sobrevivientes, los familiares y fundamentalmente las Madres siempre pidieron justicia. Falta llevar a juicio varias causas, como la que se iniciará en julio por la masacre de calle Juan B Justo de San Nicolás y que se juzgará en Rosario, como la llamada causa de los trabajadores, que centra su investigación en lo ocurrido en el cordón industrial, y como la del centro clandestino La Calamita, entre otras tantas. Ese es el gran desafío para los años venideros, qué nos encontrará recorriendo el tribunal y las calles como siempre con nuestros abogados, quienes instrumentarán los reclamos de JUICIO Y CASTIGO.
Una vez más decimos, a nuestras queridas Madres de la plaza, que todos los que estamos en este Monumento nos sentimos sus hijos, que somos hermanos y compañeros de los 30 mil desaparecidos, y que no tenemos ninguna duda de que son las Madres de todo el pueblo.

Queremos un aplauso interminable para todas las Madres que ya no están físicamente, pero que sabemos que están presentes con nosotros, ahora y siempre!

María Rosa White
Elena Belmont
Darwinia de Galicchio
Elida de López
Elisa Medina
Nelida de Moro
Nelly Galazzo
Blanca Potti
Laura Fernández de Tasada
Nelma de Jalil
Irma Molina
Esperanza Labrador
Francisca Acosta
Haydée de Garat
Mary Pratt
Nelly Huarque

Lee el Articulo Completo

Convocatoria acto y marcha por el 24 de marzo Rosario

El espacio Juicio y Castigo Rosario ‒integrado por sobrevivientes de la dictadura, organizaciones de derechos humanos, sociales, gremiales y políticas‒, difundió este viernes las características que tendrán el acto y la marcha de repudio al último golpe de Estado. “A sólo dos días de la sentencia en el juicio Díaz Bessone, convocamos a llenar el monumento para exigir cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas”, informaron.

“El 24 nos proponemos llenar monumento y el 26 el bulevar, frente a los tribunales Federales, para que los jueces escuchen nuestro reclamo de justicia”, indicaron desde el espacio Juicio y Castigo. Este 24 de marzo la movilización será como todos los años encabezada por los organismos de derechos humanos y tendrá “como uno de sus ejes el juicio contra una parte de la patota de Agustín Feced y el jerarca de la dictadura, Ramón Genaro Díaz Bessone”, que se libra en los Tribunales Federales de Rosario desde julio de 2010, en el cual los magistrados anunció que este 26 de marzo a las 12 darán a conocer el veredicto.

Los organizadores del acto, señalaron que “desde las 5 de la tarde las organizaciones de derechos humanos como Familiares, APDH, La Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el colectivos de ex presos políticos y sobrevivientes e HIJOS, entre otros, se pondrán al frente de la marcha que partirá desde la plaza San Martín, acompañada por todos los espacios que participan de la lucha por el Juicio y Castigo”.

“La movilización ‒agregaron‒ pasará por los Tribunales Fdereales de calle Oroño, y luego irá hasta la plaza 25 de mayo, donde estarán las Madres esperando para encabezar el ingreso al Monumento”

El acto que se realizará con la llegada al Monumento Nacional a la Bandera, se iniciará con un homenaje que los organismos de derechos humanos rendirán a las Madres de la plaza rosarinas, y seguirá con la lectura de un documento consensuado por las organizaciones, gremiales, sociales y políticas que integran el espacio Juicio y Castigo.

Lee el Articulo Completo

Documento 24 de marzo del Espacio Juicio y Castigo Rosario

A treinta y seis años del golpe cívico militar del 24 de marzo de 1976; que llevó adelante el plan genocida más criminal del que tengamos memoria desde el genocidio a nuestros pueblos originarios –aunque no olvidamos que tiempo antes la triple A ya venía asesinando a miles militantes–, venimos a reivindicar la memoria de nuestros 30 mil compañeros desaparecidos, y a toda una generación de hombres y mujeres comprometidos con la lucha por una patria para todos, una generación heroica, que incluso dio su vida por una sociedad más justa, igualitaria y solidaria.

Los cientos de juicios realizados (y en desarrollo) contra los genocidas de la dictadura, llevados adelante en todo el país (incluida en nuestra provincia); son el resultado de la lucha desplegada por más de treinta años; la muestra de que las victorias son posibles cuando una bandera es levantada por todo el pueblo, y la reafirmación de que el camino de memoria, verdad y justicia no admite retrocesos.

A sólo dos días de la sentencia en el segundo juicio contra ejecutores del terrorismo de Estado en Rosario, donde son juzgados una parte de los integrantes de la patota de Agustín Feced y el jerarca de la dictadura, Ramón Genaro Díaz Bessone –uno de los ideólogos del sistema de desaparición forzada de personas–, convocamos a todos y todas a hacerse presente frente a los Tribunales Federales de calle Oroño, para exigir una vez más a la justicia cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas.

Del mismo modo los volveremos invitar los primeros días de Julio, cuando se inicie en esos tribunales, el primer juicio contra los represores de la dictadura de la hermana ciudad de San Nicolás, que tendrá lugar aquí en Rosario.


Al igual que sucedió con las luchas por la independencia a principio del siglo 19, durante las décadas del 60 y 70 Argentina vivió un proceso de enorme participación política del pueblo, en el que se debatió qué modelo de país se quería para el presente y para el futuro. Movimientos de trabajadores, estudiantes, vecinos y religiosos, se multiplicaban por toda América del Sur, con el convencimiento de que la organización popular era la herramienta para transformar las estructuras sociales de dominación y crear una sociedad sin excluidos. Luchadores por la liberación nacional, el socialismo, revolucionarios y combatientes; con distintas ideologías, identidades y diferencias en sus métodos de acción, compartían la convicción de ir hacia un horizonte de justicia e igualdad, que se debía construir en un compromiso cotidiano.

La justicia social, la unión latinoamericana, los derechos los trabajadores, de la mujer, de los jubilados y de la niñez, fueron banderas de nuestros compañeros y son estandartes que nos siguen convocando a transformarnos en partícipes activos de los destinos de nuestra comunidad, desde cada uno de nuestros lugares.

Y así, como llenamos este monumento para exigir el juicio y castigo a los terroristas de Estado, debemos seguir luchando por que se garantice para todo nuestro pueblo la vigencia irrestricta de los derechos humanos, entendidos estos en su sentido más amplio: donde todos los compatriotas tengan acceso al trabajo digno, a la vivienda, a la vejez, a la organización gremial, a la salud y educación públicas y gratuitas, a la infancia plena.

Por eso debemos estar junto a los trabajadores ocupados o desocupados, que frente a la inflación generada por los grandes intereses económicos formadores de precios, defienden la capacidad adquisitiva de sus salarios o planes sociales, y exigirle al poder político la profundización e implementación de políticas que vuelquen la balanza hacia la defensa de las condiciones de vida digna de los sectores populares. El Estado en todos sus niveles debe dar el ejemplo con condiciones laborales y salarios dignos para todos sus trabajadores.

Tenemos que lograr entre todos poner como principal eje de la agenda social la distribución de la riqueza; y desterrar los intentos de quienes pretenden esconder las consecuencias de la desigualdad con políticas de mano dura. Queremos remarcar que las propuestas de baja de la imputabilidad deben ser entendidas como un atentado contra la niñez y la adolescencia, así como el hambre de nuestro pibes, debe ser considerado un crimen.

“Hoy la juventud en los barrios viene siendo víctima de la connivencia entre el poder político, la policía y el narcotráfico. Como tantos otros, a comienzos de 2012 fueron asesinados Jeremías Trasante, Claudio Suarez y Adrian Rodrgiuez; "el Jere", "el Mono" y el Paton", tres jóvenes militantes del Frente Popular Darío Santillán. Unamos las luchas por justicia para el Jere, Mono y Patón. ¡Castigo a los asesinos, encubridores, responsables materiales y políticos; integridad y seguridad para familiares, testigos y compañerxs!

La lucha por la tenencia de la tierra, vivienda y trabajo dignos, la defensa de los recursos naturales y el medio ambiente, no puede ser respondida con represión como ocurrió en diferentes provincias. Los asesinatos de Cristian Ferreyra del Mocase; Mariano Ferreyra; de la comunidad La Primavera de Formosa, Bernardo Salgueiro, Rosmarí Churacuña o de Juan Quispe de Villa Soldatti, nos obligan a repudiar toda respuesta represiva contra las luchas populares.

"El respeto a la democracia y las libertades democráticas exigen nuestro firme repudio a actos de espionaje por parte de cualquiera de los poderes Nacionales Provinciales o Municipales del Estado como el caso de las ordenes de la justicia a la gendarmería, contra toda organización social, gremial, política y popular en general."

"Rechazamos toda ley que permita avanzar en el sentido de reprimir la protesta social, o deje al libre albedrío de los jueces o al uso discrecional de los mismos la interpretación de supuestos actos terroristas que deban ser reprimidos." Como en el caso de la Ley N° 26734 de combate al narco lavado y el terrorismo.

A su vez, debemos unir nuestras voces para impedir que los grandes capitales sigan profundizando el saqueo de las riquezas de nuestros suelos, ríos, mar y subsuelos; nueva gran estafa que pagarán las próximas generaciones de argentinos, y que hoy ya pagan, desde Tinogasta a San Lorenzo, los pueblos contaminados y fumigados, los campesinos desplazados, los pueblos originarios.

También debemos estar juntos para defender e impulsar el proceso de construcción de la unidad latinoamericana, en la que están inmersos numerosos países de nuestra América del Sur y el Caribe con proyectos como la Unión Sudamericana de Naciones ( UNASUR), o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La lucha por los derechos de la mujer, de la diversidad sexual, de los jubilados y de nuestros chicos, son también banderas que nos convocan a la unidad. Así como celebramos como una importante conquista del año pasado la sanción de la nueva ley de matrimonio igualitario, debemos denunciar y repudiar el aumento de los femicidios y de los casos violencia familiar. También coincidimos en la necesidad de defender el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Debemos dejar en claro –y más aún ante las barbaridades que escuchamos reproducir hace apenas semanas, en una revista española que entrevistó al genocida máximo de nuestro país, Jorge Rafael Videla, como si fuera un preso político–, que el 24 de marzo de 1976, los militares golpistas, alcahuetes y empleados de los poderes imperiales, vinieron a barrer con las luchas y banderas de una generación que soñó otro país. Bajo la Doctrina de Seguridad Nacional desplegaron un estado de terror sistemático. Utilizaron el aparato del Estado para imponer una política en benefició de los grandes grupos económicos, liquidaron las libertades democráticas, las conquistas de los trabajadores y se dedicaron a aniquilar todo vestigio de resistencia a sus planes.

Treinta mil desaparecidos, miles y miles de presos políticos y exilados, torturas, asesinatos, robos de bebes, ejecuciones sumarias presentadas como enfrentamientos, fueron el telón de fondo donde se desarrolló la tragedia de la nacionalización de las deudas privadas de grandes empresas como Acindar o el Swift, para generar la mas fabulosa estafa en la historia del país como es la deuda externa, la que deberá ser investigada. La relación entre esas empresas y el genocidio, entre otras denuncias, formaba parte de los expedientes robados de los tribunales rosarinos por los personeros de la impunidad. Pedimos que se reabra una investigación sobre la sustracción de esos expedientes.

A 30 años de Malvinas y de la histórica movilización del 30 de marzo del 1982, debemos señalar como otro de los aberrantes crímenes cometidos en el marco del terrorismo de Estado, el desastre que la dictadura realizó en las islas, donde centenares de jóvenes también murieron heroicamente a pesar de la traición de los genocidas –los cuales jamás mostraron interés real por la soberanía nacional, que fue vendida vergonzosamente durante el gobierno de facto–. Hoy los sobrevivientes de la guerra –a los que todos acompañamos en su reclamo–, impulsan juicios por los vejamenes y tormentos a los que fueron sometidos por los militares golpistas, donde reclaman que sean considerados crímenes de lesa humanidad. No renunciamos a la soberanía de nuestro pueblo sobre ese territorio nacional y sus recursos naturales, y repudiamos la militarización de esos territorios realizada por el gobierno pirata del Reino Unido.

Debemos decir que desde el mismo inicio del genocidio ya había empezado a gestarse la resistencia. Los organismos de derechos humanos, con Madres y Familiares a la cabeza, juntos a decenas de miles de trabajadores, estudiantes, artistas, intelectuales y referentes populares, bajo múltiples formas, comenzaron la lucha y la denuncia activa contra el genocidio, que seguía matando, desapareciendo, robando los hijos de los militantes asesinados.

En lo económico, la dictadura había abierto las bases de la exclusión social, la desocupación, la precarización laboral, y el modelo de país del cual todavía hoy sufrimos consecuencias: miles de familias sin trabajo, miles de niños y jóvenes sin oportunidades, nuevas formas de exclusión y de muerte. En esa faena los militares no estuvieron solos. Los acompañaron, los secundaron, los asesoraron distintos sectores como la iglesia, parte de los dirigentes de partidos políticos y dirigentes sindicales, importantes segmentos del poder judicial y periodistas, intelectuales y empresarios.

A 29 años de la caída de la dictadura y la instauración de un gobierno constitucional, las ilusiones y expectativas por el juicio y castigo se diluyeron muchas veces a lo largo de estos casi treinta años. Al fervor del Juicio a las Juntas les sucedieron la Obediencia Debida, el Punto Final y el Indulto, que permitieron que los asesinos quedaran en libertad y hasta se presentaran como “políticos confiables”, como el caso de Patti, Bussi o Pedro Pili Rodríguez.

Durante décadas el FMI signó las políticas económicas del país, profundizando los efectos devastadores de la política de la dictadura. Vimos engrosar la lista de nuestros mártires con los nombres de Teresa Rodríguez, De Kostequi y Santillán, De Carlos Fuente Alba, del Pocho Lepratti y Graciela Acosta, de los asesinados 2001. Cientos de jóvenes ajusticiados por el gatillo fácil. La cárcel y persecución de miles de luchadores sociales que levantando la bandera de nuestros desaparecidos no abandonaron nunca la lucha.

Aquí debemos hacer un señalamiento ineludible: porque 2001 no sólo significa la puesta en crisis de un modelo; para nosotros, los rosarinos y santafesinos, también es el recuerdo de nuestros compañeros y compañeras, el de las nueve víctimas que en la provincia de Santa Fe se cobró la policía de Carlos Reutemann y Enrique Álvarez, y el compromiso permanente con el reclamo de juicio y castigo para los responsables materiales y políticos de los asesinatos de Juan Alberto Delgado, Rubén Pereyra, Ricardo Villalba, Walter Campos, Yanina García, Graciela Acosta, Claudio Lepratti, Graciela Machado y Marcelo Paccini! A diez años nos indigna la falta de voluntad política para impulsar una investigación independiente.

“La lucha contra la impunidad y la injusticia debe hacerse aun mas fuerte al cumplirse 10 años de los asesinatos de Dario Santillan y Maximiliano Kosteji. Exigimos juicio y castigo a todos los responsables políticos de la masacre de Avellaneda.

El compromiso contra la impunidad nos debe impulsar en el reclamo de Aparición con vida de Jorge Julio López. Su desaparición hace ya 5 años es un hecho que marcó un punto de inflexión en nuestra historia inmediata, y que obliga a asumir las responsabilidades que les caben, al poder político y judicial. La necesidad de desterrar la impunidad hoy, se hace más presente que nunca frente a la desaparición de Luciano Arruga, del asesinato del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, o del campesino del Mocase, Cristian Ferreyra. El homicidio en nuestra provincia de la sobreviviente de la dictadura, y declarante en la causa Brusa, Silvia Suppo, nos hacen poner la lupa sobre la responsabilidad del Estado en la protección de los testigos.

Ha pasado mucho tiempo. Pero a partir de la lucha popular logramos algunos triunfos. La caída y nulidad de las leyes de impunidad abieron una nueva instancia, no sin dificultades y escollos: la acción sistemática del poder judicial para entorpecer y demorar los juicios y la complicidad de muchos estamentos de los poderes del Estado en todas sus formas.

Es importante para la salud de los pueblos festejar las victorias. Por eso celebramos las cinco condenas obtenidas en el marco del primer juicio a los genocidas en Rosario, en la causa Guerrieri, del mismo modo que lo hicimos con la sentencia de la causa Brusa en Santa Fe. Consideramos victorias también, arrebatadas a los genocidas, la recuperación de los cuerpos de tantos compañeros desaparecidos que fueron restituidos durante los últimos años en la provincia y el país.

Consideramos este momento de juzgamiento a los represores de la dictadura como una victoria. Pequeña todavía –faltan cientos de juicios–, pero victoria al fin. Será responsabilidad de todos nosotros continuar la pelea para que los genocidas tengan lo que corresponde: cadena perpetua con cárcel común y efectiva.

Exigimos el fin del pseudgarantismo de muchos jueces, que sólo son garantistas cuando los genocidas piden prisión domiciliaria. También exigimos que las violaciones cometidas en los centros clandestinos de detención sean juzgadas como crímenes de lesa humanidad.

Respaldamos la sanción de leyes reparatorias integrales para los sobrevivientes del terrorismo de Estado en nuestra provincia como ya se hizo en la provincia de Buenos Aires, Mendoza y Misiones.

Tenemos en claro que lo que nos permitió avanzar hasta aquí con los juicios contra los genocidas, es el compromiso de millones de personas que se expresa en esta multitudinaria movilización; es la lucha de distintos sectores y organizaciones. Ese compromiso es el que nos posibilita afirmar que aquella consigna de Juicio y Castigo, no alude solamente al reclamo de justicia por los crímenes perpetrados, sino que además implica un debate colectivo sobre el modelo económico, social y cultural que la dictadura inauguró. El juzgamiento a los ejecutores del genocidio debe permitir una construcción social que reflexione y articule alternativas a la herencia de fragmentación social, concentración económica y desmantelamiento del Estado que trajo aparejado.

Pero no queremos ni podemos quedarnos acá. Queremos ir por más. Queremos cada vez más instalar los juicios contra los genocidas en toda la sociedad. Queremos ver condenados a los asesinos, y no sólo a cinco (como en el histórico juicio Guerrieri-Ámelong), sino a todos.

Por eso los convocamos una vez más, ante la sentencia de la causa Díaz Bessone, a hacerse presentes este 26 de marzo a las 10 de la mañana frente a los tribunales de Oroño 940, para ser parte de una gran cadena humana y solidaria que acompañe a testigos, querellantes y organizaciones de derechos humanos a exigir los que reclamamos hace más de treinta años: cárcel para los genocidas.

Creemos que es el mejor homenaje que podemos rendir a la lucha de más de treinta y seis años y a nuestros desaparecidos.

¡Cadena Perpetua y cárcel común y efectiva para los genocidas del juicio Díaz Bessone!
¡Sentencia firme para todos los condenados en Argentina por delitos de lesa humanidad!
¡Juicio y castigo para todos los responsables del terrorismo de estado y sus cómplices!
¡Prisión preventiva para todos los represores!
¡Restitución de la identidad de los niños, hoy jóvenes, apropiados por la dictadura!
Repudiamos la obstrucción a la justicia que el grupo Clarín realiza para no permitir que se conozca la identidad de los hijos apropiados por Ernestina Herrera de Noble.
¡Aparición con vida de Jorge Julio López!
¡Exigimos una investigación amplia sobre el asesinato de Silvia Suppo, que no esconda la hipótesis del homicidio político!
¡Exigimos el Juicio y Castigo a los responsables materiales y políticos de los asesinatos de Sandra Cabrera, Maximiliano Kosteki, Darío Santillán, Carlos Fuentealba, Roberto López, Bernardo Salgueiro, Rosmarí Churacuña, Juan Quispe de Villa Soldatti, Mariano Ferreyra, Cristian Ferreyra.
¡Exigimos la derogación de toda ley que habilite la criminalización de la protesta social!
¡Repudiamos todo acto de espionaje a las organizaciones sociales y populares!
¡Y exigimos que esa Justicia que deja impunes a los asesinos de estos compañeros, no persiga y procese a los luchadores sociales!¡No a la judicialización de la protesta! Cierre de las causas de los estudiantes de la UNR!
¡Exigimos el juicio y castigo a los responsables materiales e intelectuales de los 35 asesinatos de diciembre de 2001!
¡Justicia para el Jere, Mono, Patón!
¡Exigimos la aceleración de las tantísimas causas por crímenes del terrorismo de estado que todavía duermen en los tribunales!
¡Exigimos que los crímenes sufridos por los soldados ex combatientes de Malvinas, sean encuadrados jurídicamente como delitos de lesa humanidad!
No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos
Por el triunfo de todas las luchas populares en el camino de la distribución de la riqueza y la justicia social. 30.000 compañeros desaparecidos: ¡Presentes, ahora y siempre!


Primeras adhesiones:
APDH
Familiares de detenidos desaparecidos
H.I.J.O.S.
Colectivo de ex presos y sobrevivientes
Asociación de ex presos políticos 22 de agosto
COAD
Partido Solidaridad e Igualdad
COMISIÓN GREMIAL
Cooperativa de Trabajadores Solidarios en Lucha
CENTRO CULTURAL DE LA TOMA
Corriente Peronista JP Descamisados
Agrupación Envar El Kadri
Movimiento Evita
Juventud Peronista Evita
Unión de Estudiantes Secundarios (UES)
SITRATEL
Amsafe provincial
CTA Provincial
ATE Provincial
Sonia Alesso, secretaria general de Amsafé Provincial
Juventud CTA
FTV
Mesa de Encuentro Barrial
Movimiento de Articulación Popular (MAP)
Sindicato de Prensa Rosario
Grupo Aluvión Psicología
Movimiento Martín Fierro Rosario
Daniel Couselo, secretario general de Amsafé Rosario
Diego Mattos, secretario de prensa Amsafé Rosario
Claudio Ciani (secretario de relaciones institucionales CTA Rosario)
Elena Rigatuso, secretaría primaria Amsafe Rosario
Gabriela Pereyra Secretaría nivel Inicial Amsafe Rosario
Jose Luí Ciotta Secretaría de Asuntos (suplente)Amsafe Rosario
Claudia Abranam secretaría de prensa suplente, Amsafe Rosario
Frente Popular Darío Santillán
Agrupación 27 de oKtubre
Agrupación Socios e Hinchas Autoconvocados del Club Atlético Newell's Old Boys
Comisión Directiva del club Atlético Newell's Old Boys
Sub comisión del hincha Newell's Old Boys

Lee el Articulo Completo

Ronda junto las Madres

Este jueves 22 de marzo a las 18, a dos días del aniversario del golpe cívico militar de 1976, invitamos a la histórica plaza 25 de mayo a participar de la tradicional ronda de las Madres. En la oportunidad, aprovecharemos para dar a conocer las actividades prepararas por el espacio juicio y castigo (integrado por organizaciones de ddhh, políticas sociales,gremiales y estudiantiles).


Lee el Articulo Completo

Marcha a 36 años del golpe


"El 24 llenamos el monumento y el 26 el bulevar, para exigir cárcel a los genocidas”
La agrupación H.I.J.O.S. Rosario confirmó la realización de la tradicional marcha para conmemorar el último golpe cívico- militar perpetrado el 24 de marzo de 1976. “Este 24, a sólo dos días de la sentencia en el juicio Díaz Bessone, llenaremos el monumento para exigir cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas y para reafirmar que el camino de memoria y justicia no admite retrocesos”, afirmaron.

Bajo la consigna “El 24 llenamos el monumento y el 26 el bulevar, para exigir cárcel a los genocidas”, la agrupación H.I.J.O.S. convocó “a todos los rosarinos y rosarinas que año a año hacen más multitudinaria la tradicional marcha”, a estar “en la movilización por el 36 aniversario del golpe junto a las organizaciones nucleadas en el espacio Juicio y Castigo Rosario, que está integrado por sobrevivientes, querellantes, testigos de las causas donde se juzga al terrorismo de Estado, organismos de derechos humanos como APDH, Familiares, MEDH, y organizaciones sociales, gremiales, culturales y políticas”.

Según indicaron, este 24 de marzo la movilización será como todos los años encabezada por las Madres y los organismos de derechos humanos y tendrá “como uno de sus ejes el juicio contra una parte de la patota de Agustín Feced y el jerarca de la dictadura, Ramon Genaro Díaz Bessone”, que se libra en los Tribunales Federales de Rosario desde julio de 2010, en el cual los magistrados anunció que este 26 de marzo a las 12 darán a conocer el veredicto.

H.I.J.O.S confirmó que “la jornada central comenzará a las 17 con una concentración en plaza San Martín, desde donde partirá una marcha hacia el Monumento Nacional a la Bandera”. Además, informó que "desde las 15 Familiares estará realizando recorridos por el ex Servicio de Informaciones", y que "las Madres esperarán a la movilización que las pasará a buscar por la plaza 25 de mayo, para que se pongan al frente de las columnas en el ingreso al Monumento".

La agrupación agregó que los organismos se encuentran aún “ultimando detalles de la actividad en el ámbito de libre participación que es el espacio Juicio y Castigo, desde donde hace un mes y medio se viene organizando el acto”.

Lee el Articulo Completo

Clarín, La Nación y la cuestión genética

(Comunicado de H.I.J.O.S Regional Capital Federal)

Por estos días, los diarios Clarín y La Nación salieron a atacar públicamente la militancia de los jóvenes e hijos de desaparecidos.

Desde H.I.J.O.S. no vamos a quedarnos callados, porque entendemos que es un ataque a todos los jóvenes que militamos.

En sus notas intentan instalar como acusación una cuestión fáctica: “son hijos o familiares de militantes montoneros”. Sí, muchos de nosotros lo somos, y otros de militantes de otras organizaciones. Nos criamos como pudimos, con nuestras abuelas haciendo a la vez de madres, mientras buscaban y lloraban a sus hijos. Todavía seguimos buscando a cientos de hermanos que nacieron en cautiverio. En 1995, hace 17 años decidimos juntarnos y organizarnos. En 2003, por primera vez, un presidente pidió perdón en nombre del Estado y tomó la decisión histórica de terminar con la impunidad de los genocidas, cómplices, ideólogos y beneficiarios.

¿Desde qué lugar de la historia salen Clarín y La Nación a decirnos cómo construir nuestra historia de hijos de desaparecidos? Es absolutamente morboso e inadmisible que los mismos empresarios que fueron parte del plan sistemático de exterminio que dañó a un país entero y que en particular nos dejó sin padres y madres nos vengan a cuestionar nuestra militancia política.

Ambos medios son plataformas permanentes de ataques a los Organismos de Derechos Humanos. Primero fueron por las Madres, y no pudieron. Luego por las Abuelas, y tampoco pudieron. Ahora vienen por los Hijos, y tampoco podrán.

Hay determinados sectores que permanentemente critican a la juventud y estigmatizan la militancia. La política ha vuelto a ser la herramienta para transformar la realidad, y una gran cantidad de jóvenes se han volcado a la militancia. La participación política es garantía de calidad democrática y la única posibilidad de construir nuestra voz como sociedad, en lugar del discurso único de las empresas periodísticas que hablan desde sus intereses y necesidades.

A esos militantes que Clarín señala como soberbios, nosotros los sabemos humildes, al punto de poner por encima de su seguridad el deseo de militar para hacer valer los derechos de los sectores sociales más excluidos y de la clase trabajadora, elegidos como el enemigo desde el plan económico de los genocidas y sus empresas aliadas.

Esos militantes eran nuestros padres y madres, a quienes amamos profundamente. Hoy no están físicamente, porque hubo un plan de exterminio orquestado desde el Estado terrorista, acompañado por grupos económicos como Clarín y La Nación.

El caso de la siniestra adquisición ilegal de Papel Prensa muestra cómo operaban: como grupo de tareas intelectual y operacional. Secuestraron, violaron y torturaron a Lidia Pappaleo para tener las acciones de esa empresa. Se acabó el tiempo de la mentira. La causa de Papel Prensa avanza en la justicia y la sociedad ya no deja ninguna grieta para que los ideólogos del terrorismo de Estado hagan operaciones políticas.

Con sus declaraciones recientes no hacen más que demostrar el odio confeso que tienen por los jóvenes politizados y por los hijos de los militantes que fueron desaparecidos. Nosotros no sentimos ese odio. Podemos verlos desde otro lugar, porque estamos convencidos de que el rumbo de la historia los llevará a responder ante la justicia por sus crímenes. Siguen intentando demonizarnos y reproducen las mismas lógicas desde hace 30 años.

Son ellos, los mismos grupos económicos que formaron parte de la dictadura, los que permanentemente intentan desestabilizar esta democracia, pero no podrán. Somos herederos de una historia y elegimos militar para consolidar un país con memoria, verdad y justicia.

Lee el Articulo Completo

"Los gobiernos sólo realizan lo que los pueblos piden con autoridad y firmeza" Scalabrini Ortiz